Destacados

Los beneficios de las centralitas virtuales para las Pymes

centralita virtual

La comunicación telefónica es vital para todas las empresas, ya sea para atender a sus clientes o para conversar con los proveedores y entre los miembros del equipo. En los últimos años, las Pymes han optado por instalar centralitas telefónicas con el objetivo de gestionar de forma más eficiente todas las llamadas que entran y salen de su negocio.

Se trata de sistemas avanzados que se basan en la telefonía IP. Estos representan una solución sencilla y eficaz para las pequeñas y medianas empresas.

Una compañía autónoma requiere, en la mayoría de los casos, que su dueño esté en constante movimiento, haciendo diligencias y ejecutando tareas pendientes. Las centralitas virtuales están pensadas para redirigir las llamadas de la oficina o despacho hacia el móvil, lo que crea una sensación de confianza y de buena atención en el cliente.

¿Por qué instalar una centralita?

Un emprendedor siempre debe pensar en los beneficios que aportará a su negocio la contratación de ciertos servicios. En el caso de las centralitas, el más destacado es, por supuesto, el ahorro que trae consigo la telefonía IP. Es por esta razón que el 91% de los clientes en España prefiere instalarlas, según las cifras aportadas por las empresas del sector.

Sin embargo, existen otros elementos que hacen de este uno de los sistemas de comunicación más funcionales:

Control total

Una de las grandes virtudes de las centralitas es la posibilidad de que el empresario autogestione el sistema, lo que le permite hacer cambios a través de Internet de manera rápida y segura. Ya no será necesaria la presencia de un técnico para configurar algún detalle o cuando sea necesario hacer cualquier modificación.

Sin llamadas perdidas

Otra de las razones por la que las centralitas resultan muy atractivas para los negocios emergentes es que no dejan que se pierda ninguna llamada. Su sistema es capaz de desviar la llamada a otras centralitas o a un teléfono móvil, lo que reduce considerablemente el número de llamadas no contestadas y potenciales clientes que pierdan el interés ante la imposibilidad de contactar.

Flexibilidad del sistema

El sistema de telefonía IP permite a sus usuarios disponer de varias extensiones, fijas y móviles, en diferentes lugares. Su servicio se puede modificar perfectamente y ajustarse a cualquier cambio que experimente la empresa.

Entre sus funcionalidades más destacadas está la posibilidad de atender llamadas desde la central, en un móvil y hasta en el ordenador. Por otro lado, una centralita virtual elimina la necesidad de cableado incómodo, lo que favorece el uso de las extensiones.

Como puede verse en la página web de Neotel2000.com, al instalar una Centralita Virtual el empresario podrá elegir si mantener su número o elegir uno de otro país. Además, solo se necesita una buena conexión a Internet para hacer funcionar una centralita virtual telefónica.

Ahorro constante

Lo más importante a la hora de considerar montar una centralita es el ahorro. Sus sistemas reducen los gastos, tanto los iniciales como los de facturación mensual. La inversión para su instalación es muy baja la mayoría de las veces y, en algunos casos, ni siquiera hace falta, a diferencia de los sistemas tradicionales analógicos. Incluso las cuotas mensuales son mucho más bajas y su mantenimiento resulta económico.

Imagen corporativa

Por último, hay que mencionar la imagen profesional que aporta el hecho de tener una centralita, que ofrece un trato más cercano al cliente y le demuestra lo importante que es para la empresa.

Una centralita virtual tiene entre sus funcionalidades el desvío de las llamadas, que evita que el cliente desista al no ser atendido. Pero también deja un mensaje o canción si la persona se encuentra en espera, como hacen las grandes compañías.

Con las centralitas, los modelos analógicos tradicionales han quedado en el pasado. Esta novedosa herramienta permite a las empresas en crecimiento poder gestionar sus comunicaciones y proyectar una imagen seria y de responsabilidad a sus consumidores.

Además, su flexibilidad la hace aún más solicitada, pues el jefe podrá controlarla a distancia desde cualquier dispositivo o lugar en que se encuentre, a cualquier hora del día. Esto incluso abarata los gastos cuando hay que viajar al exterior, pues no será necesario contratar un servicio de roaming.

 

Lo más relevante de las centralitas es que no necesitan aparatos caros ni enormes centrales para realizar sus comunicaciones, ya que todas se gestionan a través de la nube.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Subir