Noticias y Actualidad

Los eCommerce pierden más de 100 millones de euros por fraudes de los consumidores

eCommerce

Hoy en día, la mayoría de las grandes empresas se encuentran inmersas en procesos de transformación digital, sin embargo, son muy pocas las que han logrado una migración satisfactoria. En palabras de Antonio Camacho, CEO de Hocelot, “El principal problema al que se enfrentan las distintas organizaciones cuando llevan a cabo este proceso es que su arquitectura digital no es capaz de facilitarles la información precisa en el momento adecuado”. El auge del eCommerce, unido a la aparición del nuevo consumidor conocido como millennial, ha multiplicado exponencialmente las opciones de las marcas a la hora de vender o promocionar su productos y servicios. Al mismo tiempo, estas deben actualizarse y adecuar toda su estructura a los nuevos desafíos que presentan estos consumidores.

En este sentido, igual que crecen las oportunidades en el mundo digital, también lo hacen las amenazas. Actualmente, resulta más sencillo ocultarse para cometer delitos, como el fraude online o la suplantación de identidad, debido principalmente a la gran cantidad de operaciones económicas que se realizan a través de la red, sin necesidad de contacto humano, y en las que se ven envueltos los datos personales falsos o reales.

Las cinco mentiras de Internet

Según desvela Hocelot, con el objetivo de eliminar cualquier rastro digital, los internautas tienden a mentir en 5 datos: email, teléfono, nombre, DNI y edad. Camacho advierte: “El 60% de los usuarios miente o aporta al menos un dato falso cuando se le solicitan datos personales en Internet”. Según sus propios estudios, además, el 23% de los usuarios asegura que falsea su fecha de nacimiento de forma ocasional.

Por ello, la compañía ofrece un servicio de verificación de identidad en tiempo real, que ayuda a las organizaciones a comprobar la fiabilidad de sus clientes. Las nuevas tecnologías y herramientas digitales proporcionan una ingente cantidad de información a diario, en ocasiones estos datos sustituyen los ya existentes, sin embargo, en otras situaciones ayuda a complementar la información que se tiene sobre una persona. En este contexto, con tan solo 3 datos: nombre, dirección y correo electrónico, Hocelot es capaz de identificar si la persona que se encuentra al otro lado corresponde con la información ofrecida.

Camacho señala: “Gracias a esas y otras variables públicas, podemos detectar incoherencias entre los valores analizados, y podemos prevenir a los clientes del posible fraude, minimizando así la mora”. Según la propia compañía, con tan solo esos datos, pueden ofrecer un perfil de riesgo detallado de cada uno de sus clientes, por lo que pueden decidir la inversión a realizar sobre este.

Aumento del fraude amistoso

No todos los fraudes son millonarios, sin embargo, en el caso de las PYMES y eCommerce, son las pequeñas estafas las que más afectan a su cuenta de resultados. Según los datos que baraja el Consejo Económico y Social (CES), los eCommerce en España pierden más de 100 millones de euros por fraudes de los consumidores. Una parte de estas pérdidas vienen provocadas por lo que se conoce como “fraude amistoso”, que tiene lugar cuando un comprador, tras realizar una compra online, presenta una reclamación negando haber realizado esa adquisición y efectúa una reclamación a su banco para que se le devuelva el importe de la misma, sin que exista una causa razonable para ello.

Antonio Camacho concluye: “Con el potencial de crecimiento que tiene aún el comercio electrónico en España, las empresas necesitan soluciones que proporcionen herramientas efectivas y contrastadas para disputar con éxito las reclamaciones que este tipo de fraude supone con las entidades bancarias y los emisores de tarjetas”.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Subir