Emprendimiento

Los emprendedores son de Marte, los demás, de Venus

ser emprendedor

Está claro que no todo el mundo puede ser emprendedor. La persona que emprende es diferente al resto, tiene un espíritu más innovador. No es conformista, sino que quiere ser su propio jefe y trabajar en lo que le gusta realmente, y por eso pone en marcha su propio proyecto. Y le encanta leer un buen blog de emprendedores, como Emprenspain. 

¿Cómo es el emprendedor?

Por lo general, la persona que emprende es una persona para la que la pasión por su trabajo mueve montañas. Un emprendedor es un apasionado por lo que hace, y realiza todos aquellos trabajos que sean necesarios para conseguir el objetivo que se ha marcado. Esta pasión es lo que le hace tener fuerzas para seguir peleando contra viento y marea, levantarse cuando cae una y otra vez. 

La visión unida a la pasión es otra característica del emprendedor. Al ser quien pone en marcha un proyecto, tiene que tener muy claro qué quiere conseguir y cómo hacerlo, tiene que ver muy clara la hoja de ruta, así como las prioridades del proyecto en cada uno de los estadíos del mismo. 

Por otro lado, un emprendedor que no sea capaz de actualizarse y reciclarse continuamente está completamente abocado al fracaso. Debe estar completamente abierto a una mejor y continua formación para poder optimizar su proyecto en todo momento, y, por supuesto, siempre están buscando los mejores resultados derivados de sus acciones. 

El emprender significa ser valiente, sobre todo, si pensamos que España no es un país que destaque por su apoyo al emprendedor (por decirlo de una forma suave). Es cierto que es posible equivocarse, sobre todo, si estás en un sector en el que haces tus primeras incursiones, pero quien emprende tiene la sangre fría y el valor de continuar pese a todo. 

Tiene también que ser creativo y buscar las mejores formas de conseguir los objetivos. En muchas ocasiones va a tener que luchar con otras empresas y profesionales que seguramente tendrán más recursos, y es aquí cuando hay que sacar el lado más creativo de cada uno. 

Debe ser capaz de organizarse. Un emprendedor tiene un montón de frentes abiertos, y debe ofrecer lo mejor de sí mismo en cada uno de ellos, y por eso es tan importante la organización.

Tipos de emprendedor

Cada uno de nosotros tenemos unas características diferentes, y, por eso existen varios tipos distintos de emprendedor: 

Emprendedor estático: este es el típico emprendedor que no es capaz de moverse. Es quien lo para todo y no permite el avance de los proyectos y el que siempre aporta negatividad a los mismos. No es nada recomendable. 

Emprendedor cauteloso: no está mal tener cuidado al decidir, y eso es lo que caracteriza a este tipo de emprendedor. Es muy consciente de lo importante que puede ser una u otra decisión, y por eso lo analiza todo.

Emprendedor competitivo: es el que quiere ser mejor que todos los demás y llegar a la meta el primero. Suelen estar completamente actualizados en todos los aspectos y actúan con mucha rapidez, pretendiendo ocupar un lugar importante en su nicho. 

Emprendedor detective: lo investiga absolutamente todo, lo que sabe y lo que no. Trata de conocer todos los aspectos posibles que tienen que ver con su negocio.

Como ves, hay muchos tipos de emprendedores. ¿Cuál eres tú?

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.







Subir