Marketing

Los influencers y la publicidad oculta

No cabe duda de que los influencers se han convertido en las estrellas de las redes sociales, siendo uno de los pilares básicos de numerosas estrategias publicitarias y de posicionamiento de las marcas que destinan cada vez más dinero a utilizarlas como forma de conectar con sus potenciales clientes y para ganar ventaja en el mercado con respecto a sus competidores. Así pues, el marketing con influencers ha pasado en poco tiempo de ser un elemento emergente a un punto clave dentro de las estrategias de las empresas. Pero no todo es jauja para los influencers, ya que es precisamente esto lo que los ha puesto en el punto de mira de muchos de sus seguidores, creando cierto clima de desconfianza.

En un mercado en el que parece que todo vale y en el que los límites entre los contenidos y la publicidad son cada vez más difusos, los influencers han empezado a pagar las consecuencias. Y es que no todos los influencers dejan claro cuando están haciendo publicidad ni todos son tan transparentes a la hora de explicar cuál es la relación que les une con las marcas. Esto hace que sus seguidores no confíen tanto en ellos y que, poco a poco, vayan perdiendo la credibilidad que los lanzó al “estrellato”.

Y no sólo les está pasando factura con los seguidores, sino también con los organismos que regulan la publicidad entre los influencers y las marcas, que se quejan de que no siguen las normas del juego y las leyes que se aplican. Hasta el momento, los influencers se habían convertido en protagonistas de artículos, análisis y recomendaciones.

Una de las primeras organizaciones que hizo llegar su voz al respecto fue FTC, el regulador del mercado de Estados Unidos, que recordó que los anuncios debían ser identificados como tales. Pero ahora, los influencers podrían estar a punto de entrar en una etapa mucho más complicada en los que respecta a la relación con este tipo de organizaciones.

La investigación británica sobre las promociones pagadas

La Competition and Markets Authority británica acaba de iniciar una investigación sobre los usos y prácticas de los influencers de las redes sociales de Instagram y Youtube, ya que se sospecha que estos influencers no están identificando las promociones de pago de manera clara en sus publicaciones. Con lo cual, se ha puesto el punto de mira en las publicaciones que se cree que han sido pagadas sin que los usuarios estén al corriente. Así pues, se está pidiendo a muchos influencers que den información concreta sobre sus publicaciones y sobre su relación con las marcas. Si no colaboran, podrían ser llevados a los tribunales por desobedecer la legislación británica.

Una vez que la investigación haya finalizado, el organismo lanzará públicamente las conclusiones de la misma y dará los nombres de aquellos que han estado haciendo publicidad sin hacer saber a sus seguidores que se trataba de promociones pagadas. Y, aunque se trata de un movimiento británico, lo cierto es que podría ser el comienzo de algo mucho más complejo.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.







Subir