Marketing

La prensa en papel en crisis

Al igual que sucede con la televisión, la prensa en papel en España no pasan actualmente por su mejor momento. Todo comenzó con la crisis económica, que tuvo un impacto directo generalizado en los medios de comunicación, entre los que los periódicos tuvieron un importante papel. Pero la realidad es que la crisis económica no ha sido la única responsable de la mala situación a la que se enfrentan hoy en día los periódicos en papel. Lo cierto es que los medios impresos llevaban ya varias décadas perdiendo fuelle y la difusión de Internet no ha hecho más que agravar un problema que ya existía, firmando así su sentencia de muerte.

Y, aunque la economía ha ido recuperándose poco a poco, esto no ha mejorado las expectativas de la prensa para los próximos años. No hay más que ver las cifras de venta para darse cuenta por qué los editores de papel están tan preocupados. Y es que los números han alcanzado sus mínims históricos. Para que puedas hacerte una idea, en el mes de febrero, los cuatro principales periódicos nacionales (La Razón, El País, El Mundo y ABC) solamente han vendido 400.000 periódicos en todo el país. Lo cual contrasta notablemente con las cifras anteriores a la crisis, cuando solamente El País ya vendía 431.000 ejemplares al mes. De hecho, este periódico ha sido el que más ha perdido de los cuatro. En la actualidad, solamente tiene una titada de 165.000 ejemplares e, incluso así, es el que más periódicos imprime.

prensa en papel

Pero además, esta situación se hace todavía más evidente si se analizan los que hasta no hace mucho eran los bastiones sagrados de la prensa en papel, los suplementos de los domingos, que también están en crisis. En los últimos años se han rediseñado, relanazado y cambiado para hacerlos más atractivos a los consumidores, pero esta estrategia ha resultado ser insuficiente. Ahora, algunos periódicos han tenidos que cambiar los que se ofrece los domingos para ajustarse al mercado y para buscar ahorrar costes.

Por otro lado, cabe destacar que no solamente se han reducido las tiradas porque han bajado las ventas, sino que también se ha reducido el número de páginas. El periódico del domingo es cada vez más fino, al tiempo que ha subido su precio. Y, aunque como decíamos antes, se han hecho cambios, lo cierto es que estos se han quedado en agua de borrajas, pues los periódicos siguen aferrándose a un modelo que ya no funciona, como si no quisieran ver la realidad de que sus consumidores están quedándose en el camino.

Una situación que además se ha visto agravada por el hecho de que los anunciantes ya no vean este medio tan atractivo para sus campañas publicitarias. A menores ingresos, la tirada ha caído. Si antes de la crisis los periódicos recaudaban casi 2.000 millones de euros en publicidad, ahora apenas llegan a los 500 millones de euros. Además, la cuota de mercado publicitario antes de la crisis representaba el 23,7%, mientras que ahora no llega ni al 16%. A lo que se suma que han ido perdiendo a sus anunciantes más preciados, las marcas de lujo, que seguían fieles a la publicidad en papel y que en los últimos años han migrado a Internet.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.







Subir