Marketing

Consejos para la lucha contra los falsificadores online

Precio

falsificadores online

Estamos inmersos en la época estival y al llegar las vacaciones siempre tenemos que hacer compras de última hora, muchas de ellas online. Desde la reserva de una noche extra en nuestro hotel favorito a la búsqueda de ropa de playa con descuento. Estas situaciones se convierten en una oportunidad inmejorable para los falsificadores online.

Según un estudio de investigación reciente llevado a cabo por MarkMonitor descubrimos que el 68% de los consumidores ya reserva de sus vacaciones exclusivamente online pero sólo 7 de cada 100 encuestados reconoció que se habían cumplido sus expectativas, especialmente cuando se trataba de alojamiento, alquiler de coches y vuelos. Además, el 75% de los consumidores respondieron que también buscaron productos con descuento vía online antes de viajar. Mientras que tienden a centrarse en la búsqueda de auténticas gangas, el 83% indican reconocen que no comprarían productos falsificados de forma consciente y el 10% confesó que finalmente había comprado un producto que resultó ser falso.

En este sentido, queda claro que los consumidores deben tener especial cuidado al comprar gangas online. Para las marcas, el estudio refuerza la necesidad de una estrategia global de protección de la marca. Las marcas, independientemente del sector al que pertenezcan, son, cada vez, más un blanco de los falsificadores y de los estafadores online, lo que tiene un impacto negativo tanto en su negocio como en sus clientes.

MarkMonitor, especialista en protección de marcas online, ha desarrollado las siguientes prácticas recomendadas para las marcas para ayudar a combatir este problema.

  1. Lograr la visibilidad global

Para que una marca pueda comprender el alcance de la amenaza planteada por la venta de falsificaciones de sus productos online, debe ser consciente del problema y cuantificarlo. Los falsificadores operan en una amplia gama de canales online; todos ellos, incluyendo las tiendas online, sitios de comercio electrónico, a través de mensajes y el resto, se deben vigilar y analizar. Los falsificadores dependen de la tecnología para impulsar los volúmenes de ventas por lo que las marcas deben afrontar el desafío de monitoreo con las mismas herramientas y aprovechar la tecnología para formar una imagen completa y precisa del problema de la falsificación de su marca.

  1. Controlar los puntos de promoción

Si bien es obvia la importancia de identificar y cerrar los canales de distribución que falsifican nuestras marcas, es casi seguro que los falsificadores buscarán regularmente nuevos métodos de venta y por ello es crítico monitorear periódicamente los canales de promoción online utilizados por estos criminales. Los falsificadores utilizan las mismas técnicas de promoción empleadas por los vendedores legítimos al tiempo que aprovechan el poder de atracción de las marcas, altamente reconocibles gracias a los expertos que las crean y las gestionan. El uso de la publicidad pagada, los enlaces dentro de las redes sociales, las tácticas de SEO, la ciberocupación y el correo basura, hacen que el tráfico de ofertas ilícitas evolucione con éxito y disminuyen, sin duda, el retorno de la inversión en marketing de las marcas legítimas. Por ello, hacer un seguimiento de estas prácticas de promoción es fundamental.

  1. Tomar medidas proactivas

Los falsificadores, obviamente, tienen más éxito cuando las marcas les dejan operar sin hacerles frente; por ello intentan atacar a las marcas más pasivas una marca marcas se defiende de forma visible.

Una vez que una marca entiende donde se encuentran las mayores amenazas, la acción agresiva es la mejor estrategia. Las marcas deben:

  • Establecer prioridades. Identificar los delincuentes más activos, que ofrecen el mayor número de productos falsificados en los lugares con más tráfico, y dirigirse a ellos en primer lugar.
  • Controlar a los ciberpiratas. Las marcas deben vigilar activamente Internet para identificar el uso no autorizado de sus términos de marca en nombres de dominio. Esto les ayudará a detectar de una forma rápida los sitios de comercio electrónico de venta de bienes falsificados o no autorizados y, con frecuencia, también poder descubrir otros abusos como la falsa asociación de sus marcas con contenido ofensivo como la pornografía.
  • Convertirse en un objetivo difícil. Las marcas que luchan visiblemente y enérgicamente para eliminar los productos falsificados de los canales de venta online, a menudo, consiguen una importante disminución de las infracciones en contra de sus marcas.
  • Utilice todas sus armas. La mayoría de los canales online proporcionan mecanismos para hacer frente a situaciones de venta de productos falsificados. Los mercados online, por ejemplo, suelen tener políticas y procedimientos que permiten a los propietarios de marcas localizar aquellos anuncios que infringen su marca.
  • Obtener la ayuda de amigos. Las relaciones dentro del sector puede ser un arma muy poderosa en la lucha contra la falsificación online. Al elegir un proveedor de soluciones de protección de marca, se debe elegir uno global que controle miles de ISPs y sean registradores en todo el mundo.
  1. Lucha contra las ventas de falsificaciones online de manera holística

La venta de artículos falsificados online es más fácil de afrontar cuando toda la empresa se involucra en este objetivo. Eso significa que los propietarios de marcas deben establecer un grupo de trabajo multidisciplinar a fin de abordar la cuestión de manera coordinada e integral. Las partes interesadas – variarán según el sector y la empresa, pero pueden incluir legal, marketing, gestión de riesgos, prevención de pérdidas, gestión del canal de ventas, fabricación, gestión de la cadena de suministro y otras unidades funcionales. Debido a que la lucha contra la falsificación online requiere atacar tanto el canal de promoción como el de distribución, este grupo tiene que abordar más facetas del problema que se ve en el mundo físico.

  1. Utilizar inteligencia online para apoyar medidas de defensa offline

Debido a que las medidas que se toman en el mundo off line – investigaciones físicas, redadas de fábricas y otras actividades – pueden ser costas y consumen mucho tiempo, es fundamental saber dónde deben centrarse. La inteligencia online puede ayudar a identificar a los infractores más graves, y así poder centrar los esfuerzos defensivos offline de un modo más eficaz.

  1. Actuar con rapidez – y a nivel global

La proliferación el comercio internacional ofrece enormes beneficios a los falsificadores, incluso, tal vez, más que a los dueños de las marcas legítimas.  Un vendedor o fabricante sólo a nivel nacional puede ser objetivo fácil, las marcas han aprendido que es más eficaz poner en marcha iniciativas globales contra la falsificación y para poder hacerlo de forma segura y rápida es necesario que las marcas se registren a nivel internacional – especialmente en China, que mantiene la política de “primero que registra” y, por tanto, otorga el registro a quien vaya en primer lugar al registro, incluso si no es el verdadero propietario de la marca. Hacer este esfuerzo global es importante incluso para aquellas marcas que quieren vender exclusivamente en un país determinado. En algunos casos, para poder mantener esta vigilancia, es necesario contar con recursos de traducción de idiomas. La mayoría de las empresas dependen de los proveedores de soluciones de protección de marcas de terceros para llevar a cabo estos planes.

  1. Informar a los clientes.

Nuestros clientes pueden ser un aliado importante en la reducción de las ventas de productos falsificados con todos los costes que esto lleva asociado. Es necesario educar a los clientes sobre los riesgos de comprar en canales no autorizados, e intentar que se unan a la marca en su esfuerzo por identificar bienes y vendedores sospechosos. Muchas marcas cuentan con direcciones de correo específicas para que sus clientes puedan reportar cualquier sospecha de infracción. Cuando se ofrece este tipo de herramientas, hay informar claramente a los consumidores sobre los beneficios de comprar productos auténticos de los vendedores autorizados.

Conclusión

La falsificación online es una amenaza que no puede ser ignorada por las marcas. Una buena estrategia integral de protección de la marca online sin duda puede ayudar a que las organizaciones a aborden estos riesgos de manera eficiente y efectiva.

Artículo elaborado por Jerome Sicard, Director Regional Sur de Europa de MarkMonitor.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.







Subir