Noticias

Los secretos del éxito de las campañas emotivas

La publicidad está tomando un giro emotivo. Como consecuencia de la situación de crisis económica que está atravesando el país, se está incrementando el número de empresas que se decantan por hacer uso de la emotividad.

Sugerir emociones en la mente del receptor puede ser muy positivo, y en consecuencia, desembocar en la adquisición del bien o servicio ofrecido.

Sin embargo, los resultados pueden ser contrarios a los deseados, en la mente del espectador puede generarse una respuesta de rechazo. En este caso, si el espectador considera el anuncio un atentado contra la sociedad, hará uso de todas las herramientas que tiene a mano, empezando por compartir su opinión en las redes sociales y utilizar los social media como las plataformas de comunicación online más adecuadas para divulgar sus quejas.

Compartir está en la esencia del ser humano, esto es lo que puede incentivar o, por el contrario, frenar el avance de la empresa creado por la constante actividad en los social media.

Parece ser que el rumbo que está volviendo a tomar la publicidad es el de transmitir las ideas que más nos preocupan, criticar aquellos aspectos de la sociedad que disgustan y, sobre todo, reflejar aquello que se considera injusto.

Se juega mucho con el sufrimiento y la búsqueda del mundo ideal. Hace unos años, la temática estrella de las campañas publicitarias era la felicidad y el bienestar, pues perseguir la perfección y la autorrealización era una de las principales inquietudes.

En la actualidad destaca todo lo que se relaciona con la situación de incertidumbre y con la persecución de una mejora en el mundo en el que vivimos, a través de la lucha constante y la ayuda mutua.

Hay ciertos sectores que mediante publicidad de este tipo crean relaciones muy duraderas, basadas en la confianza. La realidad que nos rodea no se puede rechazar, debe ser reflejada en la publicidad en menor o mayor medida. Pues una gran parte de la población ve irreal la “perfección” que intentan vendernos muchas empresas.

En definitiva, hay que plantear muy bien las campañas publicitarias según la estrategia que sigue la compañía, y las repercusiones que puede tener la emisión.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.







Subir