Marketing

Marketing de contenidos: mucho más allá del post

Debido a la importancia creciente del marketing de contenidos para diferenciarnos del resto de nuestra competencia, es importante crear contenidos de calidad que nos permitan establecer nuestra presencia y nuestra voz de una forma fuerte, contundente y efectiva.

Por ello, no podemos dejar nuestros blog corporativo en manos de la persona equivocada. Necesitamos encontrar a la persona idónea, aquella que sea capaz de escribir, de hacer llegar el mensaje que queremos transmitir desde nuestro blog o web al usuario. Esa persona debe adaptarse completamente a nuestra marca, conocer de primera mano y a la perfección cuáles son nuestras fortalezas y aumentarlas y ser capaz de minimizar nuestras debilidades usando el contenido.

Esa persona tiene necesariamente que ser alguien capaz de reflejar en lo que escribe y crea el espíritu de la marca a la que presta sus palabras, su filosofía, puesto que sólo de esa manera conseguirá llegar al cliente de una manera directa, clara y sincera.

Es por eso por lo que para hacer marketing de contenidos no basta con saber escribir bien ni con comunicar de una manera adecuada, o encontrar a alguien que lo haga por nosotros, sino que necesitamos encontrar la manera de conjuntar dos factores imprescindibles, el estilo y filosofía de la marca con el estilo propio y diferencial del blogger, creando así la máquina perfecta para hacer llegar el mensaje en cuestión a la comunidad de forma satisfactoria no sólo para ellos, sino también para nosotros.

El marketing de contenidos no va de cómo o de cuánto escribimos, va de utilizar un background que ya tenemos, y continuamos adquiriendo, para aplicarlo a nuestros contenidos, va de conectar y de crear relaciones a través del contenido.

Va de entender a nuestra comunidad para darle lo que necesita. Y de aprender de ellos.

Va de tener pasión por aprender y comunicar nuestros conocimientos con la comunidad.

Engagement.

En los últimos tiempos todo es contenido. Es muy fácil encontrar artículos sobre cualquier temática que necesitemos, por eso mismo, necesitamos ser capaces de andar sobre las aguas y no ahogarnos en ellos, manteniendo siempre la perspectiva, a la hora de crearlo y de consumirlo.

Con frecuencia, cuando la demanda de algo aumenta, la necesidad de una mayor producción de ese artículo hace que la calidad del mismo se vea mermada en alguno de sus aspectos, y eso, ni más ni menos, es lo que estamos viendo. La demanda de contenido de calidad se ha visto disparada con el inicio de este año 2013, y, si observamos, muchos artículos no son más que la copia de otros, sin aportar nada nuevo, sin aportar ningún valor añadido.

Por lo tanto, si eres capaz de producir más contenido de calidad, perfecto, pero, si nos vemos en algún momento superados, y vemos que la calidad merma, mejor parar y volver a tomar impulso.

El marketing de contenidos implica un compromiso por parte de marcas y profesionales, un compromiso basado en la creación de valor.

¿Qué opinas tú?

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.







Subir