Social Media

Medir nuestra reputación, imprescindible para la marca.

Para toda marca o negocio, cualesquiera que sea su tamaño o su nicho de mercado, que quiera sumergirse con éxito en el ecosistema social, es, como hemos dicho muchas veces, imprescindible desarrollar y ejecutar una estrategia adecuada a sus necesidades y a su tamaño, una estrategia en la que se definan y establezcan cuáles son los objetivos (que deben ser reales y plausibles) que se pretenden conseguir implementando diferentes tácticas y técnicas.

Ninguna marca, como también ya hemos dicho, debe entrar en los medios sociales sin una estrategia clara y bien planteada, ya que si lo hace, estará abocada al más estrepitoso de los fracasos, lo que nos reportará perjuicios casi inmediatos.

Pero tan importante como establecer los parámetros y especificaciones de la estrategia que vamos a implementar es saber qué reacción provoca en nuestros usuarios, analizar y medir el grado de consecución de esos objetivos previamente marcados, ver qué funciona y qué no para, de esta manera, poder modificar acciones realizadas o realizar otras nuevas, o lo que es lo mismo, para optimizar nuestra estrategia y saber qué tal salud tiene nuestra reputación online, que es uno de los pilares básicos de nuestra presencia online.

Es importante para nosotros como profesionales vigilar que nuestra reputación online esté intacta, que goce de una salud excelente, para lo que debemos analizar, por ejemplo, en cuántas conversaciones estamos presentes y cuál es el sentimiento de los usuarios que participan en ellas al respecto, realizado este análisis en cada canal en el que tengamos presencia. Otro dato que debemos tener es analizar sobre qué hablan los usuarios cuando se refieren a nosotros, de esta forma podremos saber con qué temas nos relacionan.

Debemos saber también dónde se producen esas conversaciones, para lo que existen herramientas que nos ayudan a localizarlas, además de cuáles son las horas en las que nuestros mensajes tienen más alcance, y las conversaciones de nuestros usuarios de las que somos objeto.

Por otro lado, los influenciadores también son importantes en nuestra reputación online, puesto que es muy positivo tenerlos de nuestro lado, involucrándolos en nuestras conversaciones e intentando que participen en ellas. Es por esto por lo que debemos tener una idea clara de cuál es la opinión que tienen acerca de nuestra marca y averiguar cuántos participan de nosotros.

La reputación es cuestión de saber gestionar nuestra propia personalidad y de analizar la efectividad de nuestras acciones referentes a branding.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.







Subir