Marketing

Mi primera vez online

Mercado Actual, el portal de comercio electrónico especializado en la comercialización de productos y servicios a través de Internet, ha analizado los principales factores que ayudan a que una persona realice su primera compra online.

Según Rafael Torres, Director General de Mercado Actual, “Siempre hay una primera vez para todo. En el caso del comercio electrónico existen todavía una serie de temores y clichés que retraen a algunas personas de dar el salto a la compra online. Parte de las estrategias de marketing de las tiendas online están precisamente dirigidas a atraer a ese cliente novato. Una de las claves es que el nuevo usuario se sienta tranquilo y arropado durante el proceso de compra”.

Para la realización de este trabajo, Mercado Actual ha indagado en la experiencia personal de sus clientes preguntado por una serie de factores que les ayudaron a tomar su primera decisión de compra en Internet. “Afortunadamente el e-commerce está cada vez más implantado en nuestros país y esos mitos negativos tienen cada menos incidencia. Una vez se prueba la compra online, lo normal es que ese el repita en un altísimo porcentaje”, señala Torres.

10 factores que impulsan a un cliente a estrenarse en la compra online.

1) La recomendación de un amigo o familiar. Nuestro entorno personal es el mejor prescriptor de compra. Muchos de los miedos asociados al comercio electrónico provienen del puro desconocimiento. Pero los temores se disipan cuando se contrastan con el relato de la experiencia personal de alguien en quien confiamos.

2) Opiniones de otros usuarios. Otra fuente que refuerza nuestra confianza son las experiencias positivas de otros e-buyers. Una simple búsqueda en Internet con las palabras clave adecuadas (nombre de la tienda escogida + “opiniones”) puede arrojar un importante número de opiniones, tanto positivas como negativas, en foros, blogs y otros entornos.

3) Seguridad en el pago. Este suele ser el principal miedo que atenaza a los no avezados en las compras online. Realizar una transferencia o introducir los datos de la tarjeta de crédito “a ciegas” son acciones a las que son normalmente son reticentes los novatos. Será mucho más fácil que esa primera compra la efectúe en páginas que ofrezcan claras garantías en la seguridad de los pagos, con pasarelas de pago seguro, Paypal, etc.

4) Posibilidad de devolución. El mito urbano de la supuesta “irreversibilidad” de la compra online es uno de esos temores que atenazan a los no iniciados. “¿Y si me lo compro y luego resulta que no es lo que esperaba o no me gusta?” Una información clara y visible de los sistemas y circunstancias de devolución de la tienda online ayudarán a calmar a los más temerosos”.

5) Vías de contacto accesibles. Otro “San Benito” con el que carga el comercio electrónico es la inquietante sensación de que “no hay nadie al otro lado”. Para un novato el hecho de tener abiertas vías de comunicación con los responsables de la tienda, a través de chat, e-mail y, si es posible, teléfono es una fuente de tranquilidad.

6) Buen servicio “preventa”. Normalmente al comprador novato le asaltan todo tipo de dudas. Forma de pago, plazos de entrega, posibilidad de devolución… Si una tienda online le demuestra su profesionalidad dándole una respuesta rápida y eficaz a esas cuestiones, tiene muchos puntos ganados para que el siguiente paso en su relación sea una primera compra.

7) Facilidad de navegación. Alguien que nunca ha comprado por Internet suele estar
también poco familiarizado con el entorno online en general. Una página poco intuitiva o en la que resulte difícil encontrar los productos y la información asociada a ellos será un freno importante para estas personas. Por el contrario, una página amigable y fácil de usar les hará ganar confianza y les animará a lanzarse a ese primer “clic” de compra.

8) Suficientes imágenes e información. El hecho de no poder “ver y tocar” el producto in situ también puede actuar como obstáculo para determinados compradores, demasiado habituados a los procedimientos del comercio tradicional. Una buena galería de fotografías y una información útil y explicativa de las principales características del producto son eficaces herramientas para vencer esas reticencias.

9) Precios atractivos. Sin duda, una de las grandes ventajas del comercio electrónico es el precio, y también una poderosa palanca para seducir a los más indecisos. Las economías de escala que manejan las tiendas online y la ausencia de los gastos fijos derivados de mantener tiendas físicas hacen que puedan ofrecer precios de media hasta un 15% más económicos que el comercio tradicional.

10) Ofertas de bienvenida. Uno de los “ganchos” más eficaces con los que cuentan las páginas de comercio electrónico son las ofertas de bienvenida. Ya se trate de bonos descuento, dinero virtual u otras ofertas específicamente pensadas para los nuevos clientes, son una atractiva tentación que puede ayudar terminar de decidirse a los que siguen sin atreverse a efectuar esa primera compra online.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.







Subir