Marketing

Para nuestro blog también hay “deberes”

Recuerdo cuando era más jóven e iba al colegio, al instituto o a la universidad. Fueron tiempos muy bonitos para mí. Tengo recuerdos muy buenos en cada una de esas etapas, pero hay un recuerdo común a todas ellas, los deberes que nos ponían los profesores, por supuesto, en grados distintos.

Los “deberes” eran una parte importante de la educación, ya que me permitían comprobar si realmente había asimilado y entendido la materia que habíamos dado ese día y los anteriores. Hoy en día, mis “deberes” son distintos, pero también tengo que hacerlos, con la salvedad de que mis profesores sois todos vosotros, profesionales que me enseñáis cada día lo mucho que tengo que aprender aún, y que lo que aprendí ayer, posiblemente, mañana ya esté obsoleto.

Mis “deberes” son la actualización contínua, el aprendizaje contínuo, y, esos deberes, muchas veces, los plasmo aquí, en mi blog.

Aunque no os lo creáis, el blog es “mis deberes también”, puesto que en él tengo que hacer muchas actividades diarias, como por ejemplo, intentar buscar y crear día a día una voz consistente y coherente que ayude a que vosotros lo leáis y os interese lo que publico. Necesito encontrar la manera de comunicar lo mucho o poco que sé de forma efectiva y eficaz, encontrar una voz que merezca ser la pena escuchada. Vosotros sois como los coaches de ese programa. Estáis mirando otras cosas, escuchando a otros profesionales, pero si mi voz es clara y fuerte, potente, y os gusta cómo canto, os váis a dar la vuelta.

Es obligación del blogger tener un plan de ataque para escribir en su blog. No podemos soltar artículos a nuestro antojo, sin una planificación, ya que eso puede desembocar en un blog poco equilibrado que tenga mucha información sobre un tema y poca sobre otro que también queramos abordar, aunque claro está, todo depende de lo que queramos tratar y cómo lo queramos hacer.

Soy consciente, y esto es uno de los deberes que más me cuesta realizar, de que las frases largas pueden resultar a veces complicadas, ya que si usamos muchas oraciones subordinadas y muchas aposiciones, el usuario puede perderse por ellas y perder de vista la oración principal, que es la que contiene el mensaje (y fijaos que esta frase tiene cuatro líneas). En muchas ocasiones es mejor utilizar frases y párrafos breves y directas, aunque no sea mi caso…

Es tarea también en el blog romper la monotonía usando los distintos estilos de los títulos, eso también nos ayudará a estructurar ordenadamente el contenido. También es una tarea incluir imágenes en nuestro post y links con información relevante.

En fín, los deberes eran lo que nos ayudaban a aprehender nuestros conocimientos, y siempre lo he dicho, se aprende mejor escribiendo, pero tenemos que hacer esas tareas.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.







Subir