Herramientas de Marketing

¿Para tu blog, CMS o Web builder?

Una de las preguntas del millón, sin duda…

Tu blog es tu negocio, y cualquier decisión que tomes sobre él va a exigir que lo pienses muy bien, sobre todo, si lo estás creando desde cero.

 

Naturalmente, siempre surge una pregunta: ¿dónde planeas crear tu blog?

Tienes dos opciones a la hora de abordar este problema: usar un CMS o un web builder.

Antes de continuar con el desarrollo de una estrategia de blogging, necesitas averiguar qué plataforma vas a usar para tu blog. Y para que te lo pienses bien, te dejo una serie de pros y contras de los dos.

¿Qué es un CMS?

Un CMS o Content Management System es un software que instalas en tu ordenador para editar y administrar tu web. Ejemplos muy conocidos de CMS son WordPress, Joomla y Drupal. WordPress es el más popular, se puede personalizar con temas y complementos que están disponibles con miles de opciones de diferentes sitios.

Ahora bien, tanto el website builder como el CMS tienen sus pros y sus contras, evalúa qué es lo mejor para ti y para tu blog usando teniendo en cuenta:

  • Tus capacidades técnicas:

Crear un blog con un CMS puede llevar tiempo, sobretodo si no tienes ni idea de elementos técnicos. El CMS puede ser potente, pero requiere una curva de aprendizaje para perfeccionar su uso. Un desafío, por ejemplo, es editar una determinada función o diseño de un tema, ya que para eso tendrás que modificar parte de su código. Por lo tanto, además de aprender la plataforma en sí, también necesitarás conocer algunos códigos HTML y CSS básicos.

Por otro lado, los website builders son relativamente fáciles de usar ya que solo tienes que arrastrar, soltar y organizar menús y funcionalidades. Sin embargo, son menos estables que un CMS. La mayoría no permiten a sus usuarios modificar los códigos, lo que los hace menos controlables.

  • Hosting

Con los website builders, el alojamiento es algo de lo que no tienes que preocuparte, porque ya es parte del paquete. Solo tienes que meter tu nombre de dominio, conectarlo al builder y listo para comenzar.

Con un CMS, tendrás que encontrar un host y configurarlo. Si bien puede ser un poco tedioso hacerlo, la clave aquí es que tu web puede tener mucha flexibilidad a la hora de introducir funcionalidades. Por ejemplo, si usas WordPress, si sucediera algo, puedes descargar tu web y transferirla a otro host.

  • Precio

Esta es la madre del Cordero. Te diré que el precio de una web depende de muchos factores.

Como ya he dicho, los website builders te hacen ahorrar tiempo, pero también pueden ser caros. Pero si no te importa pagar más por un paquete que incluye hosting, herramientas y una interfaz muy fácil de usar, usar uno de estos es una buena opción para ti.

Por otro lado, el precio de un CMS podría basarse en diferentes factores, como el tipo de hosting, los themes, los complementos y otras herramientas que puedas usar en un momento determinado.

¿Cual mola más?

Un website builder puede ser una mejor opción para los novatos en blogs, ya que incluso con sus limitaciones, les servirá.

Sin embargo, un CMS es perfecto si lo que quieres es practicar la creación de webs, más tiempo para experimentar y, sobre todo, si estás buscando un diseño concreto de blog. También permite incorporar funcionalidades más extensas instalando complementos y herramientas diversas.

Lo mejor es elegir uno dependiendo de lo que quieras.

 

Simplemente, ten en cuenta que debe ser bueno para ti, y que por supuesto haga te tu blog quede chulo, profesional y elegante.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.







Subir