Marketing

Para una web, capta la atención del cliente

Es un hecho que una web se hace para presentar al usuario a la empresa, es la forma en la que nos damos a conocer. En la web decimos quiénes somos, qué hacemos y, transmitimos una idea, un mensaje, una imagen, que es la que el usuario va a percibir.

Podríamos decir que una web pretende captar la atención de quien la visita, y en ello influyen una serie de factores, como el diseño, de lo que ya hemos hablado en posts anteriores, la simetría, el color y la forma.

Platón, el filósofo griego, escribió un tratado sobre la proporción llamado “La divina proporción” en el que hablaba de las virtudes de la simetría. En él afirmaba que la ciencia ha probado por activa y por pasiva que la simetría es increíblemente atractiva al ojo humano, que nuestro cerebro no sólo le gustan las buenas formas y colores, sino que pretende captar la simetría, la perfecta proporción, que es como define Platón la simetría.

Pero, como decíamos antes, el color también influye muchísimo a la hora de captar la atención de nuestros visitantes, puesto que el ser humano reacciona de forma poderosa a los colores.

Vayan aquí una serie de ejemplos: el rojo, por ejemplo, es el color que llama nuestra atención más poderosamente. ¿El motivo?, el color rojo está presente en muchas señales de tráfico, como los Stop o las señales de prohibición. Evoca sentimientos de pasión, miedo y rabia, no obstante, el sentimiento que genera el color rojo cambia inmediatamente en cuanto el color se cambia de tonalidad.

En el lado opuesto está el color azul, el color que calma las emociones y baja la presión sanguínea, teniendo un efecto tranquilizante. Este color, el azul, se utiliza para generar sentimientos relacionados con la lealtad y la confianza, y es por ese motivo por el que los logos de algunas redes sociales y plataformas como Twitter o Facebook lo utilizan.

Cuando vemos el color verde, inmediatamente se nos viene a la cabeza una sensación relacionada con lo natural, la naturaleza, el crecimiento, así como proporciona la sensación de frescura y relajación.

El amarillo transmite a quien lo ve alegría, y crea una atmósfera abierta y sincera. Por su lado, el negro denota autoridad y poder, puede transmitir villanía o sofisticación.

Las formas también influyen muchísimo a la hora de atraer visitantes. Por ejemplo, las formas circulares transmiten feminidad, calidez, comodidad, sensualidad y amor, además de sensación de sentirse completo, conectividad y protección, mientras que las triangulares generan una sensación de energía, equilibrio, ciencia, religión, poder, masculinidad y fuerza.

Pero también encontramos formas cuadradas, rectangulares. Estas formas transmiten orden, lógica, contención y seguridad.

Podemos combinar colores y formas para crear una sensación de comodidad en el ojo del visitante, sin olvidar, por supuesto, que la belleza está en el ojo del que mira.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.







Subir