Marketing

Nueva tendencia en el “Hazlo tu Mismo”: la Pistola Airless

¿Alguna vez has oido hablar de la pistola airless para pintar?  Es la nueva tendencia en hogares y comercios para personas que les gusta encargarse de la decoración y adecuación por sí mismos.  Cada vez es más usada por personas debido a su diseño, pensado para que casi cualquier persona la pueda utilizar.

 

Pintar con pistola requiere hacerlo usando una técnica adecuada para pintar de forma más eficiente, pues dependiendo cómo lo hagas, el patrón de pulverización y el acabado de la superficie serán de más o menos calidad.

 

No tienes que ser un profesional, pero sí te podemos dar el ABC de la pintura con pistolas airless.

 

Lo primero que tienes que hacer es ajustar la presión de trabajo, para lo que lo mejor es consultar la presión de tu equipo en las especificaciones, donde también puedes encontrar consejos y recomendaciones. Ten en cuenta que el ajuste influye directamente en la calidad del acabado, en el consumo de la pintura, el desgaste de la pistola y la boquilla y la niebla formada al pulverizar.

 

Así, lo primero es hacer alguna prueba para ver que tu equipo está ajustado y que pulveriza la cantidad de pintura precisa, pero esto hazlo con agua. Aprieta el disparador de tu pistola airless y poco a poco aumenta la presión. El punto justo lo encontrarás cuando la atomización sea uniforme.

 

Cómo cojas la pistola también influye en el resultado final. Para un buen resultado, coge la pistola firme, pero relajada, usando el índice y el corazón para apretar el gatillo y de frente a la zona que vas a pintar. No te pongas demasiado cerca de la pared, entre 25 y 30 cms de la superficie, y no inclines la pistola, déjala recta.

 

Para conseguir un resultado uniforme y perfecto, lo que debes hacer es mover el brazo primero, y luego, apretar el gatillo, a no ser que lo que quieras es mandar un exceso de pintura al sitio donde estás apuntando. Y, cuando estés acabando, haz exactamente lo mismo: primero suelta el gatillo, y luego mueve un poco el brazo para que la pistola suelte el resto de pintura que tiene dentro.

 

Hay otra cosa que solemos hacer mal cuando pintamos con pistola: para que no se mezcle una pintura con otra, solemos dejar un pequeño espacio, pero es todo lo contrario lo que hay que hacer para que la pintura quede perfecta. Es necesario solapar la mitad de la primera pasada con la segunda para que el recubrimiento y la estructura de la superficie quede bien.

 

Estos son unos pequeños consejos para que cualquier persona a la que le guste el bricolaje se arme con su pistola airless y pinte lo que necesite, pero, siempre es más que recomendable acudir a profesionales del sector, como http://www.spraymaq.es/equipos-y-maquinaria/equipos-de-aplicacion-de-pintura-liquida/equipos-airless/

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.







Subir