Marketing

Por qué la testosterona hace que los hombres prefieran los artículos de lujo

testosterona

Son muchos los estudios que han intentado explicar por qué unas veces preferimos una marca y otras veces otra y qué es lo que nos lleva a tomar nuestras decisiones de compra. Sabemos que el tiempo atmosférico cambia lo que compramos, pero también las vías que seguimos para ello e, incluso, cómo hablamos de los productos que consumimos. La realidad es que en el consumo influyen muchas variables, muchas de las cuales no podemos analizar a simple vista o no pueden ser vistas de manera rápida por las empresas. Una de ellas son las hormonas.

Puede que nunca te lo hayas planteado, pero la testosterona afecta a las decisiones de compra de los productos y marcas que los hombres se llevan para casa. Es lo que ha revelado un estudio llevado a cabo recientemente por la revista Nature Comunications. Detrás de las decisiones de compra y de las preferencias de consumo de los hombres también hay un elemento biológico. En la investigación se analizó el impacto que los niveles elevados de testosterona tenían en las decisiones de compra de los hombres. Cuando el nivel eta alto, los consumidores preferían comprar artículos de mayor lujo. Ante productos de igual calidad y prestación, normalmente se decantaban por aquellos que les hacían parecer de mayor estatus.

testosterona

De esta forma, los investigadores concluyeron que existe una relación entre las decisiones de compra y las hormonas masculinas. Los hombres compran estas marcas porque les proporcionan beneficios a nivel social y hacen que parezcan que tienen un mayor control sobre los recursos y porque relacionan, a nivel subconsciente, que les irá mejor a la hora de encontrar pareja.

Así pues, durante el estudio, aquellas marcas que encajaban mejor con estos perfiles fueron las que salieron mejor paradas en las pruebas de los expertos. Pero no sólo eran los preferidos cuando se les pedía que eligieran un artículo para una hipotética compra, sino que además tenían un mejor opinión de sus anuncios cuando se les pedía que valorasen la publicidad.

Para poder llevar a cabo la investigación, los hombres del grupo de estudio fueron sometidos a una subida de testosterona artificial, pero los expertso recuerdan que es una hormona que se produce también de manera natural, pudiendo aumentar con cosas tan variadas como el hecho de que su equipo preferido gane la liga como con lograr un ascenso en el trabajo o casarse. Lo curioso es que no sube en ocasiones como ser padre, ahí la testosterona cae.

La cuestión es que se trata de momentos que las marcas y empresas pueden aprovechar en su favor para posicionar los productos que encajan con estos perfiles. Solamente tienen que segmentar el mensaje en el mejor momento y dejar que la biología se encargue de hacer parte de la venta.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.







Subir