Marketing

¿Por qué necesitas la repetición en la estrategia de contenidos?

Uno de los mayores desafíos del marketing de contenidos es crear nuevo material, es superar algo que te han dicho que no hagas desde que eras pequeño: repetirte.

Al “repetir” no me refiero a la repetición literal. No vamos a buscarnos problemas de contenido duplicado en blogs o páginas web (piensa en las sanciones posteriores de SEO). Tampoco me refiero a twittear lo mismo dos veces o publicar la misma actualización varias veces en un feed de noticias de Facebook.

Pero un cierto grado de repetición puede ser valioso, a veces imperativo, para las iniciativas de marketing de contenido exitosas por cuatro razones:

El ruido que existe en las redes sociales.

Tu blog tiene millones de lectores y una página de Facebook puede tener millones de “me gusta”. Aunque últimamente está un poco de capa caída, Twitter lo sigue petando, y ser popular en los medios puede generar una falsa sensación de seguridad. La regla de oro, según Facebook, al menos, es que los seguidores / fans no ven hasta el 80 por ciento de las publicaciones por las distracciones que las mismas redes generan.

Hora o momento

Es verano. Un post está programado para publicarse en un momento, pero, cuando se publique, ¿alguien la leerá o estarán de vacaciones?  El tiempo puede ser todo.

Refuerzo de mensaje

Hay una razón por la cual todavía puedes cantar los jingles de los anuncios que escuchaste cuando tenías ocho años, o reconocer ciertos logotipos de marcas por sus siluetas. Si bien el refuerzo de contenido no debería ser textual, las buenas historias son una repetición para llevar a casa su significado.

Cohesión del canal

Ya lo dijiste aquí. ¿Lo dijiste allí también? No olvides el correo electrónico, las propiedades propias y las plataformas de redes sociales. El contenido se puede recombinar y reconstituir para informar a diferentes canales en diferentes momentos (esto también ayuda mucho al refuerzo del mensaje). Los mismos mensajes centrales y las historias se pueden usar y reutilizar

No existe una fórmula perfecta para calcular qué contenido debe repetirse, cuántas veces y dónde. Demasiados factores se incorporan a esa ecuación: tipo de mensaje, canal, audiencia, objetivos, etc. No se trata de una llamada de spam o repetición repetitiva. Esto significa que en lugar de “echa un vistazo a nuestro nuevo widget”, se desarrollaría una estrategia para desplegar el mismo mensaje durante un período de tiempo predeterminado, con variaciones:

1. Echa un ojo nuestro nuevo widget.
2. El nuevo widget se ve muy bien en azul.
3. Oye, ¿sabías que este widget salió la semana pasada?
4. ¿Qué versión del nuevo widget prefieres?
5. El mes pasado presentamos un nuevo widget y X sucedió.

Cada una de estas publicaciones o tweets (o si fueran más largos, artículos) puede ir acompañada de diferentes  fotos, dibujos o contenido de video. Ninguno de estos mensajes es abiertamente comercial. Sin embargo, todos se centran en una promoción o introducción de producto bastante específica.

Otra forma de alentar la repetición sin tener que hacerlo usted mismo es mediante el intercambio: lograr que los  seguidores amplifiquen los mensajes en las plataformas sociales. Conseguir que pulsen “compartir” o “retwittear” requiere un contenido realmente atractivo o un incentivo para transmitir mensajes.

 

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.







Subir