Marketing

Por qué el marketing es vital para tu empresa

En la actualidad, el departamento de marketing se ha convertido en uno de los más importantes dentro de una empresa. Pero, ¿qué entendemos por marketing? El marketing es la disciplina encargada de analizar el comportamiento del mercado en el que se mueve la empresa y de los propios consumidores. Con lo cual, la misión del departamento de marketing es analizar la gestión comercial de la empresa con el fin de atraer, retener y fidelizar a los clientes satisfaciendo sus necesidades y cumpliendo con sus expectativas.

Es precisamente por ello, por lo que es tan importante para que una empresa siga creciendo y alcanzando éxitos. Sin el marketing no podría sobrevivir. De otra forma, no podríamos conocer a nuestro público objetivo y, en consecuencia, lo que desea o necesita. En definitiva, el marketing es la conexión entre la marca y el consumidor, mediante el cual, podemos saber qué, cuándo, cómo y dónde demando el producto o servicio.

marketingA través del marketing, las empresas son capaces de definir sus nichos de mercado y el público al que se dirigen. Y es que entender y conocer al consumidor es fundamental para ofrecerle no solamente el producto que busca, sino también la calidad que busca. Ayudándonos a crear una relación fuerte con él y aumentando las ventas de nuestro negocio considerablemente.

Con frecuencia el marketing y la publicidad van muy relacionados, pero lo cierto es que la publicidad es solamente una pequeña parte del marketing. Y es que este último engloba no solamente la publicidad, sino también el diseño del producto, el precio y los canales de distribución, entre otros. Es obvio que la promoción es una pieza clave dentro de las estrategias de marketing de cualquier empresa, ya que para comprar un producto el consumidor debe saber que existe, pero al final forma parte de un conjunto mucho más amplio en el que cada detalle y cada elemento son importantes.

Así pues, el marketing genera rentabilidad y ayuda a la empresa a adelantarse a las futuras necesidades de su público objetivo, por lo que podríamos decir que se trata del timón de la empresa. Marcando el camino a seguir para toda la empresa y previniendo posible errores y solucionándolos más rápidamente si se produjeran, optimizando el tiempo y los recursos económicos de la organización. Con lo cual, nos ayuda a conseguir los objetivos que nos hemos propuesto previamente y que están relacionados con el mercado. Ya sea crear una marca, captar nuevos clientes, fidelizar a los que ya tenemos, aumentar las ventas o incrementar la participación en el mercado.

Pero además conseigue crear compsomisos reales por parte del departamento de marketing y comercial, así como fomentar la motivación el equipo para que se lleve a cabo correctamente, por lo que tiene un gran carácter colaborativo y participativo. Lo cual es clave, ya que no existe empresa de écito sin un equipo unido y comprometido.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Subir