Noticias y Actualidad

PP: el hundimiento de la reputación de un partido corrupto

PP

La semana pasada asistíamos a un hecho insólito en la democracia española. Una moción de censura al presidente del gobierno que, por primera vez en la historia política de nuestro país, salía victoriosa. Un procedimiento que ha sido desencadenado por la sentencia del caso Gürtel que ha condenado a 51 años de prisión a Francisco Correa y a 33 años a Luis Bárcenas.

Pero si ya de por sí esto podía sumir al PP en una grave crisis de reputación, el hachazo a su reputación corporativa ha sido lo que ha terminado por hundirla. Y es que se ha demostrado que el partido se benefició de la trama, por lo que también ha sido condenado. Siendo el primero en España en ser condenado por corrupción.

Es cierto que, en los últimos tiempos, el PP ha intentado desvincularse en todo lo posible de los protagonistas de la trama y aligerar la caraga hablando de “casos aislados”, pero esto no ha resultado ser suficiente para evitar el impacto tan negativo que ha tenido sobre el partido y que, obviamente, afectará a su futuro. Y es que, si de momento ya les ha costado la presidencia, es bastante probable que la marca no sea capaz de resistir a muchos más envites. De seguir así, se haría imposible recuperar el terreno electoral.PP

La desconfianza de los ciudadanos

En los últimos años, el bipartidismo ha entrado en una grave crisis. Y no sólo porque los nuevos partidos han irrumpido en el Parlamento con mucha fuerza, sino también por el agotamiento que ha provocado la crisis económica, poniendo en cuestión la labor de los partidos tradicionales. Y, en el caso del PP, a esto se le ha sumado la crisis de reputación asociada a la corrupción.

Por eso, no es extraño que en el último barómetro del CIS, el PP haya llegado a mínimos históricos en intención de voto (24%), lo que ha hecho que se acerque cada vez más al resto de partidos. Además, Rajoy ha pasado a ser el líder peor valorado de los principales partidos, no inspirando confianza para el 82% de los encuestados.

¿PP = Corrupción?

Por otro lado, la imagen del PP parece estar asociada cada vez más a la corrupción. De hecho, cuando se busca corrupción en Google, el sistema de autocompletado ya ofrece la palabra PP como opción y cuando se busca PP, la cantidad de noticias sobre corrupción es abrumadora.

Esto no hace sino demostrar que el PP se está enfrentando a una profunda crisis de reputación que puede tener graves consecuencias para su supervivencia en el futuro. Lo cierto es que resulta bastante complicado encontrar un paralelismo entre lo que está ocurriendo con otra situación que se haya vivido en la historia de España para saber en qué desembocará esta crisis de imagen en la marca PP.

¿Es posible salvar la repuactión del PP?

La respuesta a esta pregunta no es nada sencilla sii tenemos en cuenta los escándalos en los que el partido está sumido actualmente por el desvío de fondos precisamente destinados a la mejora de la reputación online. Si sobreponerse a una crisis de reputación resulta complicado, lo es aún más  recuperar lo perdido.

Para conseguirlo, hay que tener muy claro qué es lo que es está haciendo y por qué. Además de hacer una buena gestión de la imagen de marca y de la recuperación. Lo que es evidente es que la solución  al problema no es, por supuesto, tirar balones fuera, contratacar a los medios o seguir sembrando la confusión.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.







Subir