Marketing

Qué beneficios pueden traer los precios elevados

Los precios elevados no tienen por qué suponer pérdidas para las compañías. El mejor ejemplo de ello son las multinacionales que venden productos por cientos de euros, cuyos costes de producción reales son unos 20 euros.

Por supuesto, al hacer el cálculo de costes deberíamos considerar la inversión realizada en marketing y comunicación, pues estas compañías suelen destinar una gran cantidad a estos ámbitos. En caso contrario, nunca conseguirían vender por precios tan exagerados sus productos.

También es cierto que se pueden alcanzar resultados excelentes con poca inversión en marketing siempre y cuando se haya conseguido anteriormente crear una campaña viral que se mueva entre los individuos por su propia fuerza.

Por otro lado, tenemos los precios altos que suponen pérdidas para las empresas. Es de vital importancia saber reconocer el precio límite que se puede pedir a cambio de la adquisición del producto o servicio en cuestión. Si traspasamos dicho límite, los clientes se irían al competidor que ofrece algo muy parecido por un precio más razonable. (Excluimos de esta afirmación aquellas compañías que se encuentran en situación de monopolio.)

En definitiva, el precio puede ayudarte a incrementar considerablemente los beneficios pero también puede hundir tu empresa. Debes ser consciente de lo importante que es investigar y encontrar el límite económico que están dispuestos a pagar los consumidores. Tampoco debes restarle importancia a los avances de tus competidores. Por medio de éstos podrían incrementar su cuota de mercado y en tan solo unos meses quedarse con gran parte de lo que habían sido tus propios consumidores.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Subir