Destacados

¿Qué clase de Hosting te conviene más?

El web hosting es esencial hoy en día para darle impulso a un negocio mejorando su presencia en línea. Pero sin el correcto servicio un sitio no va a avanzar más allá de ser un prototipo o un borrador.

Hoy en día han surgido una gran variedad de opciones de donde elegir, además de muchos servicios diferentes con precios muy cambiantes.

Lo importante a tener en cuenta cuando vemos ofertas o publicidades llamativas es detenerse y pensar en frio, por más atractivo que parezca.

Diferentes tipos de tecnología

Son muchas las alternativas que suelen ofrecer los proveedores de hosting web al detallar los servicios, los tres tipos básicos que podemos encontrar son los siguientes:

  • Hosting Web Compartido;
  • Hosting Web Dedicado;
  • Hosting VPS (Servidor Privado Virtual).

Más allá de las diferencias que hay entre precios y tecnologías de estos servicios, es importante que el proveedor de hosting nos ofrezca la posibilidad de escalar, es decir de poder pasar de un servicio a otro a medida que veamos necesaria la actualización.

En hosting web compartido, como su nombre lo indica, muchos sitios web comparten un mismo servidor. Suele ser la primera opción a elegir ya que es la más económica y simple. Debido a que tu sitio no es el único en el servidor, este es vulnerable al consumo de los recursos de otros sitios web y por ello el rendimiento es muy variable, y mucho menor que en otras alternativas. Si realmente vas en serio y sabes que tu tráfico será considerablemente elevado entonces esta alternativa no es para ti.

Luego de un tiempo de uso, veras si el servicio es el conveniente y es el que necesitas o si  la tecnología está limitando tú proyecto y necesitas invertir en un servicio superior. Con un hosting web dedicado tú eres el único usuario del servidor. La totalidad de los recursos que posee están a tu disposición. Imagínate que estas rentando una casa, así como todos los recursos de la casa son para tu disfrute, el costo de los servicios es toda tu responsabilidad. Pero claro, el costo de un servidor dedicado es mucho más elevado que uno compartido.

 

 

Bueno, bonito y barato

Un viejo dicho popular solía definir qué se debe elegir un producto o servicio que sea bueno, bonito y barato. ¿Es esto cierto? En la vida real solo se pueden encontrar una combinación de dos esas tres opciones, por ejemplo: si es bueno y bonito, seguro no es barato. Y si es bonito y barato, lo más probable es que no sea bueno.

En relación al hosting web podemos clasificar cada una de estas cualidades de la siguiente manera:

  • Bueno: El proveedor debe ofrecer un servicio confiable, rápido y seguro.
  • Bonito: Las herramientas de administración deben facilitar el uso de la plataforma y evitar las complejidades a menos que se desee entrar en un nivel avanzado de gestión.
  • Barato: El alojamiento o hosting web es un servicio. Los proveedores de hosting web ofrecen planes de pago periódicos. ¿Son estos planes convenientes? ¿Existen costos ocultos? Todo esto debemos tener en cuenta cuando hablamos de “Barato”.

Por lo que si tienes un proyecto en mente, no elijas el primero que veas en Google. Todos dicen ser buenos, bonitos y baratos, pero solo un análisis en profundidad de cada uno de ellos te dirá la verdad, y podrás comenzar un negocio sin necesidad de gastar de más, ni toparte con un servicio insatisfactorio.

¿Necesitas más consejos sobre la elección de un proveedor de hosting? Haciendo clic aquí accederás a más consejos de profesionales, expertos y usuarios reales de hosting web.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.







Subir