Destacados

Qué detalles tener en cuenta a la hora de elegir la plantilla de tu CV

cv

A la hora de optar a una oferta de trabajo es muy importante cuidar la imagen que damos. Nuestro mejor aliado en un primer momento es el currículum vitae, ya que es la forma que tenemos para que el contratante conozca nuestra experiencia y formación. Saber realizar adecuadamente uno nos permitirá incrementar las posibilidades de que nos elijan a nosotros y no a otros para el puesto de trabajo. Afortunadamente, hoy en día es posible recurrir a plantillas de cv que nos facilitarán en gran medida la realización de nuestro currículum.

Pensar en el estilo

No debemos olvidar que nuestro currículum vitae dice mucho de nosotros. La información que transmitimos no solo es explícita, con los datos que recogemos en el documento, sino también implícita, a través del estilo. Es por ello por lo que nos debemos adaptar siempre al sector en el que buscamos trabajo. Por ejemplo, si nos movemos por el mundo de la comunicación, es preciso cuidar al máximo el diseño gráfico. Una propuesta original y creativa podría hacernos destacar sobre otros aspirantes al puesto.

Sin embargo, si nos movemos en un sector más convencional que se muestra reticente a los cambios, puede ser mejor optar por un modelo de currículum clásico.

Determinar qué queremos poner en el Currículum

Dependiendo de a dónde mandemos la solicitud, así como de la información que queremos incluir, tendremos que optar por un modelo de currículum vitae u otro. Por ejemplo, un estudiante tendrá que elegir una plantilla orientada al ámbito académico, donde pueda incluir información sobre sus titulaciones y méritos académicos.

Sin embargo, un trabajador deberá optar por una plantilla profesional, que le permita añadir con cierta facilidad información sobre su vida laboral. Un consejo es añadir una breve descripción de cada puesto que pongamos para que así la persona que reciba nuestro currículum sepa exactamente qué funciones hemos desempeñado previamente.

Así mismo, dependiendo de nuestra formación y experiencia deberemos priorizar el contenido o la forma. Es decir, si contamos con muy pocos méritos, quizás una buena idea sea adornar visualmente nuestro currículum con formas y motivos interesantes. Por el contrario, si tenemos una larga experiencia y formación y queremos incluir la mayor cantidad de datos posibles sin ocupar muchas páginas, deberemos optar por una plantilla que deje suficiente espacio para detallar nuestros logros.

Escoger el formato del CV

El medio de distribución del currículum determinará en gran medida el modelo que escojamos. No es lo mismo entregar un documento vía digital o en papel. Demostrar que nos sabemos adaptar al medio nos dará un plus.

Aunque la versión en papel sea más clásica y convencional, una de sus grandes fortalezas es la comprensión del receptor. Es decir, no es necesario contar con grandes aptitudes para poder leer un contrato impreso. Sin embargo, cuando se trata de un formato digital, tenemos que confiar en los conocimientos en materia de tecnología de la persona que lea nuestro currículum. Como contrapartida, el medio digital ofrece un gran abanico de posibilidades de creación. De esta forma, podremos crear una presentación de nuestro currículum completamente diferente que, en el mejor de los casos, inclinará la balanza a favor de nosotros.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.







Subir