Social Media

¿Qué ocurre con los perfiles sociales de los fallecidos?

¿Qué ocurre con los perfiles sociales de los fallecidos? No es la primera vez que surge este debate, si bien en muchos casos con motivos éticos: que la vida virtual perdure, mientras la vida física se ha extinguido se percibe como una ofensa. ¿Se puede realizar un entierro virtual digno? ¿Se contempla el procedimiento para realizar obituarios 2.0? Os lo contamos:

Si bien la legislación vigente no especifica de manera exacta que se deba borrar el perfil de un fallecido, las redes sociales sí tienen en cuenta esta posibilidad, si bien el acceso tiene más o menos dificultad. En el caso de Facebook, ha habilitado un formulario en el que se solicita el nombre de la persona, el enlace al perfil social,  la dirección de correo electrónico a la que estaba asociado dicho perfil  y un link a una nota necrológica o noticia de la muerte del fallecido. Facebook es quien tiene el procedimiento más sencillo, ya que, posteriormente a la validación de este formulario se puede solicitar la eliminación de la cuenta.

En el caso de Twitter, las gestiones se multiplican, y es que la red social de microblogging no tiene formulario de contacto. No obstante, su protocolo de actuación, más complejo, incluye el envío (por correo postal o fax) del nombre de usuario de Twitter, la copia del certificado de defunción, del DNI de quien realiza la petición (que debe ser familiar, aunque no especifica demasiado), la relación exacta de parentesco con el fallecido y un texto descriptivo de que la cuenta es del usuario fallecido.

Quizás la red social de “los inmortales” sea LinkedIn, que no tiene formulario expreso ni protocolo de actuación definido. Si se escribe un mensaje en el formulario genérico, lo remiten a otro departamento, que, días después, solicita, vía correo electrónico, detalles del contacto fallecido.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.







Subir