Conceptos

Razones (económicas) por las que debemos invertir en comunicación

Más o menos existe un consenso dentro del mundo empresarial sobre la importancia que tiene la comunicación dentro de las compañías y organizaciones. Algunas de ellas dedican importantes partidas y le dan un peso específico dentro de sus decisiones estratégicas. Otras, sin embargo, no terminan de comprender el impacto que puede llegar a tener la comunicación dentro de la cuenta de resultados. Pero, ¿De qué forma lo hace?

Envíos de dinero online, una forma fácil de pago y cobro– Ingresos. El marketing es básicamente comunicación. Un mejor posicionamiento en la mente del cliente, una marca más familiar significa un aumento de las posibilidades de que compren nuestros productos o contraten nuestros servicios. Tenemos que entender también cómo ha cambiado la comunicación con el cliente. Ni éste es el mismo ni lo son los canales por los que llegamos a él (hay muchos más, más sociales y más personalizados), ni los contenidos (ahora se basan en los intereses del cliente) ni los códigos (más visuales, empáticos y cercanos).

– Costes. ¿Cómo influye la comunicación en los gastos menores? Pensemos en la comunicación interna, con ella fomentamos que los trabajadores entiendan mejor los objetivos de la empresa, su cultura, productos y servicios. Esto significa menos errores, menos ineficiencias, menos conflictos… es decir, menores costes.
Muchos pensarán que un mayor gasto en comunicación supondrá un aumento en los costes generales de la empresa. Sin embargo, una correcta comunicación a través de medios digitales permite conseguir impactos y transmitir una imagen muy potente pese a no ser compañías de gran tamaño. Esto da un margen operativo superior en empresas que usan bien su comunicación, y mejores resultados significan más confianza en su futuro, mejor cotización en Bolsa (en caso de estar en la misma) e, incluso, mejores condiciones en préstamos y créditos.

– Regulación. Un sector o una empresa que no sabe explicar bien las ventajas sociales de su actividad y que al mismo tiempo tiene muchos beneficios es más susceptible de acabar siendo regulada o estar constantemente en el punto de mira de subidas de impuestos o tasas arbitrarias, algo que hemos visto en sectores como el de la energía o en el bancario. La comunicación nuevamente se convierte en un factor clave: de cómo nos perciban dependerá cómo nos regulen e, incluso, de los impuestos que un sector soportará. El papel de la comunicación en este aspecto será mostrar a la sociedad que el mundo sería un lugar peor sin nuestra empresa o sector, siendo transparente y enseñando el fruto de la actividad que se realiza.

– Valor en bolsa y relación con inversores. Lo primero que hará un banco o un potencial inversor cuando quiera saber de nosotros será mirar nuestra información en nuestra web, redes sociales, buscadores, etc.. ¿Les explicamos bien el negocio?, ¿Entienden nuestras innovaciones, nuestros productos y servicios, nuestra política de RSC…?. No nos engañemos, de cómo lo hagamos dependerá que se sientan atraídos por nuestro proyecto. Esto a su vez traerá más inversión y, consecuentemente, menos costes financieros y accionistas más comprometidos. Un dato que apoya todo esto es que la diferencia de valor en Bolsa de empresas que comunican bien a sus accionistas y las que lo hacen peor llega a ser hasta del 25%.

Alejandro de la Sota Rius y José de la Peña Aznar. Socios de Neolabels
www.neolabels.com
@neolabels
https://www.facebook.com/neolabels/
https://www.linkedin.com/company-beta/2239539/

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Subir