Noticias

Remuneración económica, no se trata solo de dinero

Cada vez con mayor frecuencia se da el caso en el que los trabajadores jóvenes (en su mayoría, universitarios) trabajan para acumular experiencia, sin remuneración económica a cambio.

A primera vista, la empresa parece ser la beneficiada en términos económicos, sin embargo, a largo plazo se puede observar como la cuestión no es tan simple. Pues hay un ahorro de inversión, en recursos humanos, que hace que la empresa se beneficie en mayor medida a corto plazo. Con el paso del tiempo, la compañía pierde dinero y las razones son varias.

En primer lugar, si el trabajador recibe experiencia sin remuneración económica, la labor no se desempeña de una manera tan productiva. Pues ya no se trata solo de dinero, el sueldo es un reflejo simbólico a la importancia que tiene el empleado dentro de dicha empresa. Cuanto mayor sea, mejor cumple su trabajo el empleado, y más necesidad tiene la compañía de que esta situación se mantenga. Es decir, para sacar a la superficie todo el potencial que tiene cualquier persona, debe haber motivaciones basadas en el reconocimiento, la autorrealización, la responsabilidad, entre otras, además de las económicas.

Por otro lado, la compañía, por medio del salario asignado, hace un reconocimiento a la labor desempeñada y expresa, de manera indirecta, lo importante que es el buen funcionamiento para llegar al éxito empresarial.

Es decir, para que la compañía crezca día a día, es imprescindible que haya una buena comunicación, tanto interna como externa, y que se reconozca el esfuerzo y el trabajo desempeñado por cada uno de los trabajadores. A largo plazo, los beneficios serán mucho mayores que en el caso en el que los trabajadores están siendo sustituidos por otros continuamente.

3 de comentarios

3 Comments

  1. Javier B. Durán

    10 diciembre, 2012 en 19:30

    No estoy de acuerdo. Y expongo por qué:
    Es cierto que España es un país que sustenta su economía en las PYMEs, ya que el nº de trabajadores medios por cada empresa es de 4. Un nº bajísimo en comparación con el resto de Europa. Esto tiene sus cosas buenas y malas: Buenas, que todo son negocios familiares donde se impone la calidad, la eficiencia y el respeto hacia el medioambiente entre otros y Malas, malas, por que si deja de fluir el crédito se desvanecen ya que no tienen una base tan sólida como pueden tener las grandes empresas.
    Ahora bien, tan solo el 0.15% de las empresas tienen más de 250 trabajadores y son estas empresas las que pueden disponer en ciertos momentos de mayor número de empleados.
    Mientras que una empresa familiar se rige por valores como confianza, igualdad y esfuerzo (Valores que no se encuentran con el juego becario-despido) las grandes empresas se rigen por otros principios como productividad o rentabilidad.
    Por tanto, concluir diciendo, que es a donde quería llegar, que tanto la utilización del trabajador (de todas las edades, pero, haciendo énfasis en post-universitarios) no suele existir en pequeñas empresas o empresas familiares, sino en grandes superficies y monstruos financieros.
    Por último, apuntar, que la regulación legal (Estatuto de los Trabajadores) que se hace sobre este tema es muy acertada y como mucho seria necesario algunas pinceladas. El principal objetivo de esta regulación es la de dar una formación práctica a UN FUTURO EMPLEADO de una empresa. Ahora bien, deberiamos de entrar en el buen uso que hacen los empresarios de esta figura jurídica.
    Como siempre: En toda riqueza, está la base del robo.
    Un saludo!

  2. silvia

    30 agosto, 2012 en 3:03

    asi es tu lo has dicho bien con palabras muy sabias Inna. el problema esta en que la mayoria de las empresas que se crecen en España son pequeñas y buscan un beneficio inmediato y a corto plazo y si se pueden servir de becarios y personas que le presten trabajo sin cobro….mejor que mejor!
    mi enorabuena inna,sigue asi!!

    • Inna Nikolova

      31 agosto, 2012 en 16:19

      Muchas gracias Silvia.
      Siempre habrá dos tipos de empresas: las que buscan beneficios a corto plazo y las que buscan beneficios a largo plazo. Es cuestión de objetivos elegir lo que cada compañía desee alcanzar.
      Un abrazo!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.







Subir