Email Marketing

RGPD y best practices en marketing

El nuevo Reglamento europeo General de Protección de Datos (RGPD), que entra mañana en vigor, tendrá implicaciones muy importantes en empresas y departamentos de marketing. Los datos personales son una de las bases de cualquier campaña de marketing y conviene obtenerlos y tratarlos siempre con máximo respeto a los clientes. En Dolist, apostamos por una visión cualitativa de esta práctica en lugar de cuantitativa. Es decir, queremos trabajar con datos recolectados que hayan sido autorizados y que nos proporcionen información de calidad para ofrecer a los clientes servicios personalizados.

 

El nuevo reglamento europeo llega para reconocer el derecho fundamental que tiene toda persona a mantener el control de sus datos personales. En Dolist no vemos la nueva normativa como una restricción, sino como una nueva -y gran- oportunidad de desarrollar una relación de calidad con los usuarios. Una forma de ganar en eficacia, de conocer mejor a nuestros clientes y mejorar su experiencia con las marcas.

 

Las buenas prácticas en marketing para cumplir con el RGPD se basan en cuatro principios: estar informados de los cambios, garantizar, anticipar y optimizar. Para ello, recomendamos nombrar un delegado de protección de datos, llevar un registro del tratamiento de datos personales, asegurarnos que todos nuestros colaboradores respetan también las obligaciones de seguridad de los datos, adoptar códigos de buenas conductas profesionales y disminuir los riesgos utilizando las técnicas necesarias.

 

Otras buenas prácticas desde el punto de vista técnico pasan por: encriptar los datos, transmitirlos por canales seguros, establecer un plazo de mantenimiento de los mismos, actualizar la política de confidencialidad en los canales web o limitar la utilización de estos datos a la finalidad para la que fueron obtenidos.

 

La recolección de datos: cómo hacerla bien

 

Uno de los puntos clave a para asegurarnos que estamos llevando a cabo buenas prácticas llega a la hora de obtener los datos de los usuarios. Para cualquier campaña de marketing, necesitamos datos personales, pero antes de obtenerlos tenemos que tener claro su funcionalidad: conocer y comprender mejor a los clientes.

 

Para ello recomendamos:

 

  • Antes de emprender cualquier acción de recolección de contactos, preguntarnos si los métodos son totalmente respetuosos con la privacidad de los clientes.
  • Obtener solo los datos que nos hacen falta. Cuánto más información tengamos, más difícil será analizarla. Hay que priorizar los que cumplen con la finalidad que estemos buscando
  • Mantener una base de datos limpia y de calidad. Para ello es preciso eliminar todas las direcciones que no corresponden a ningún destinatario, las duplicadas o a aquellos los contactos que hayan pedido des-inscribirse o nos hayan marcado como spam. Hay muchas herramientas que automatizan estas tareas. Esta práctica nos permite tener una buena reputación y garantiza una mayor tasa de entregabilidad
  • Centralizar todos los datos que hayamos obtenido de diversos canales. Recordemos que el 89% de los clientes se sienten frustrados cuando tienen que reformular sus demandas a la empresa. Así evitaremos las acciones de marketing duplicadas, pues ¿quién quiere recibir promociones de un producto que ya ha comprado?

A la hora de pedir un dato, dar siempre toda la información sobre su finalidad, la utilización que vamos a hacer de él y el plazo que lo vamos a guardar. Tener un compromiso transparente con el cliente es la base de toda buena relación.

Antonio Martos

Consultant Marketing
Smartdata y marketing deontológico
Dolist

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.







Subir