Marketing

Ser Socialmente Responsable tiene su precio

Muchos son los empresarios que no aprecian la fuerza que tiene la Responsabilidad Social Corporativa. Aunque las acciones exigen un gran desembolso de tiempo y finanzas, finalmente el esfuerzo merece la pena.

La Responsabilidad Social Corporativa consiste en la puesta en marcha de acciones que ayudan a que la sociedad obtenga beneficios por parte de las compañías. Se invierte el papel, ya no son solo las empresas las que se benefician económicamente de los consumidores. Se trata de mostrar a las personas que las marcas se preocupan por el medio ambiente, por temas que inquietan a la sociedad o por los sistemas económicos.

Sin embargo, una determinada empresa no puede mostrarse como socialmente responsable si no tiene dichas preocupaciones arraigadas en su cultura corporativa. En caso contrario, todas las acciones, tanto a nivel estratégico como comunicacional, serían demasiado superficiales y no aportarían los beneficios esperados.

Los consumidores son cada vez más exigentes y menos fieles a las marcas. Exigen transparencia y una conducta responsable, penalizan a las marcas que no cumplen sus expectativas y se involucran en acciones que pueden dañar considerablemente la reputación de una determinada compañía.

Los Social Media han puesto al alcance de cualquiera una de las herramientas más poderosas para luchar contra las injusticias empresariales, en unos instantes se puede hacer pública información que los empresarios no querían que nadie supiera.

En resumen, ser socialmente responsable tiene su precio pero si se realiza del modo acertado traerá numerosas ventajas tanto a las marcas que lo utilizan como a la sociedad en general.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.







Subir