Marketing

Una buena opción, hosting made in Spain

Para tener una buena web no solamente hace falta un buen diseño, una buena plantilla (en caso de utilizar un CMS) o un buen contenido, también te hace falta un lugar donde colocarla, un hosting de plena confianza como que responda ante cualquier necesidad que pueda surgirte.

La cuestión, a la hora de elegir hosting es ¿elijo uno español o de fuera? ¿qué diferencias hay entre uno y otro y qué ventajas me puede reportar decidirme por uno o por otro? Pues, la verdad, si el público que va a visitar tu web es nacional, elegir servidor español nos aporta muchas ventajas.

Para empezar, que el hosting esté en España quiere decir que sus máquinas están en un centro de datos español y que su IP está geolocalizada en territorio nacional. Si hablamos de las ventajas de que el hosting esté en España debemos hablar del SEO. Es bueno para tu posicionamiento web porque su IP está en España, y Google identifica como más próxima la ubicación de tu servidor.

Además, tu web será más rápida al estar en una red de datos nacional al no tener lo que llamamos “latencia”. La latencia es el retardo que hay desde que hacemos la petición de visitar la web, hasta que el servidor procesa y envía la respuesta. Un usuario español tendrá mucha más latencia con un servidor norteamericano, por ejemplo, debido a que la cantidad de nodos y kilómetros de fibra es muy superior respecto a un servidor en España. Una latencia reducida además nos ayudará a tener un mejor SEO, ya que Google valora muy positivamente que la velocidad de carga de tu web sea reducida.

Otro beneficio o ventaja, es que podrás acceder siempre que lo necesites a un servicio de asistencia que puedas entender y que te entienda. Aunque te apañes con el inglés, si no es tu lengua, seguro que te ves bastante limitado a la hora de hablar y de escuchar.

Ahora que la LOPD está tan en boga, teniendo tu servidor en España te aseguras de estar cumpliendo con ella, lo que te ahorrará dolores de cabeza y, posiblemente, multas.

Es importante también estar en la misma franja horaria en la que está tu servidor, pues así vais en consonancia. Seguro que te ha pasado que, cuando te has levantado alguna vez por la mañana, tu servidor estaba en mantenimiento y, por tanto, tu web no estaba operativa.

Por lo anteriormente mencionado, podemos decir que es mejor tener un servidor español que extranjero, pero, también es muy posible que estés empezando en este mundo y no estés seguro de si tu servidor está en España o en otro país. No te preocupes, a lo largo y ancho de la web hay un montón de herramientas que te permiten saber cuál es la localización de una IP y el nombre del centro de datos en el que está.

Otra buena opción que tienes a tu alcance para saber de primera mano dónde están los servidores es preguntar directamente a la empresa.

 

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.







Subir