Marketing

¿Ya no eres productivo? Tal vez deberías cambiar de trabajo

productividad

A veces en el trabajo nos podemos sentir agobiados, sobrepasados de trabajo, pero generalmente, son etapas que pasan. Es algo que ocurre muy comúnmente, a veces estamos arriba, con un super subidón, y a veces estamos abajo, más bajos de ánimos.

No obstante, sobre todo cuando llevas ya trabajando con un cliente mucho tiempo, es posible que sientas que necesitas un aire nuevo, que ya no eres productivo porque no puedes aportar más a este proyecto, y, la verdad es que es complicado algunas veces darnos cuentas de que esto nos ocurre.

Bueno, pues, aquí te dejo varios síntomas de que puedes estar necesitando cambiar de trabajo. ¿Los has experimentado alguna vez? A lo mejor nos puedes contar qué hiciste en esos casos…

Síntoma nº1: Ya no tienes la pasión ni las ganas que tenías antes

Seguro que te ha pasado. Empiezas un proyecto nuevo, con un nuevo cliente, con unas ganas impresionantes de darlo todo. De repente, sientes que puedes aportar un montón de ideas y de hacer un montón de cosas. Otro día, te das cuenta de que esas ganas se han ido. Te sientes total y absolutamente apático y sin ganas de trabajar ese proyecto.

Síntoma nº 2: Sientes que no estás creciendo profesionalmente

Este es otro clásico. Recuerdo que hará cosa de un año y medio terminé un proyecto en el que había empezado con unas ganas increíbles, pero, de repente, circunstancias hicieron que mi labor cada vez quedase más relegada, hasta quedar reducida a pulsar un botón. Obviamente, ese no era mi cometido, me sentía fuera de lugar y, no ya que no estuviera creciendo, sino que estaba menguando como profesional. Dejé el proyecto al poco tiempo.

Síntoma nº 3: Tus objetivos no son los mismos que los del proyecto

Puede pasar que los objetivos, al principio, coincidan, los nuestros con los del proyecto, pero, ¿qué pasa si en algún momento esto cambia? Empiezas a no sentirte a gusto.

Síntoma nº4: Te aburres en el trabajo

Esto puede ocurrir por cualquiera de los motivos de los que hemos hablado anteriormente o de los que hablaremos después de este. Puede ser que sientas que no estás creciendo, o que hayas perdido ya la conexión con el proyecto. La cuestión es que el aburrimiento no te permitirá avanzar, y empezarás a hacer tu trabajo cada vez peor. Y si ya en el trabajo empiezas a actualizar tu CV, es el síntoma determinante para que empieces a buscar un nuevo proyecto.

Síntoma nº 5: El stress se apodera de tu cuerpo

Sientes que el stress se apodera de ti, y estás de mal humor todo el tiempo. No tienes ganas de ver ni de hablar con nadie, y todo está mal para ti. A veces piensas que el trabajo hace que te explote la cabeza en mil pedazos.

Síntoma nº6: Tienes un jefe horroroso (volvemos al síntoma nº 5)

Si puedes trabajar en un entorno tranquilo en el que cada quién hace su trabajo, especialmente tu jefe, es una maravilla, pero, si por el contrario, tu jefe se mete hasta en los charcos y es un mal jefe, seguramente, tarde o temprano, dejarás de ser productivo.

Hay otros muchísimos síntomas que pueden indicarte que la productividad ya te ha abandonado y que es hora de cambiar tu trabajo.

¿Nos cuentas los tuyos?

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.







Subir